miércoles, 29 de diciembre de 2010

El Adiós más triste

El adiós más triste es el que se da cuando un niño se va para siempre.
Estas vacaciones de Navidad, en este tiempo de "felicidad obligatoria" ... se ha ido M., el niño de E., mi amiga de la infancia. Con tan sólo once añitos, después de seis años de dura lucha contra la enfermedad y supongo que ya cansado de pelear, se ha dejado ir.
Quiero con este post recordarle a él y a todos los niños a los que tan injustamente les es arrebatada la vida, cuando apenas la han empezado a disfrutar.

Alrededor de 29.000 niños y niñas menores de cinco años - 21 por minuto - mueren cada día, especialmente por causas que se podrían evitar: diarrea, paludismo, infeciones neonatales, neumonía, parto prematuro o falta de oxígeno al nacer.
Por ejemplo, el paludismo causa, en los países en desarrollo, el 10% de las muertes de niños menores de cinco años. Bueno, pues esta enfermedad se evita con sólo utilizar una mosquitera impregnada en insecticida sobre la cama de los pequeños.

Desde las estrellas estos niños nos recuerdan el amor que nos dieron, por eso las noches estrelladas son tan bonitas.
Me cuesta terminar esta entrada, porque tengo que decir Adiós.

1 comentario:

  1. :-( No lo había leido hasta hoy. No tengo palabras...

    ResponderEliminar

Foto de la cabecera: Ahron de Leeuw